En la vida de un viajero hay 3 preocupaciones fundamentales: Alojamiento, Transporte y Alimentación. Si bien las 3 merecen un apartado especial, en este caso nos vamos a centrar en lo que indispensablemente hacemos varias veces por día, de todas las formas posibles: comer, y comer bien! Saludable, barato y fácil de hacer (no siempre se cumplen las 3 condiciones, no me hago cargo de exceso de colesterol, de gasto monetario o de esfuerzo).

Para esta sección tenemos como invitada especial (?) a Maila, nuestra cocinera llegada directamente desde Brasil. Los invito a degustar estos exquisitos platos mochileros, a veces complejos, caprichosos, hechos con lo que está a mano o lo que se consigue en los mercados… ideal para todo aquel que viaje más de 15 días y no tenga ganas de sobrevivir exclusivamente a arroz y fideos (método válido para viajes cortos, pero muy poco recomendable para una vida de viaje).

Están invitados a sumar sus sugerencias, y a invitarnos a sus cocinas para poder aprender nuevas recetas y cumplir con ese ritual sagrado y milenario, desde las bacanales imperiales hasta las ollas comunitarias, se trata ni más ni menos de comer, de alimentar el cuerpo y alma.

Compartir esta entrada

Publicá un comentario